trabajar viajando

Trabajar viajando. Mis sitios favoritos.

“¿Cómo trabajar (en yates de lujo) viajando por el mundo?”

Una de las preguntas que seguro os hacéis más a menudo los que seguís este blog cada semana.

Por supuesto, la pregunta que más me hacía yo antes de empezar a trabajar en este maravilloso mundo de los Súperyates.

En estos más de siete años de carrera como Jefa de Azafatas, he recorrido el mundo trabajando y viajando al mismo tiempo.

Por eso, he decidido escribir este post sobre algunos de los sitios a los que he viajado.

Sitios que, por alguna razón, han dejado una marca en mi corazón y quiero compartirlos con vosotros.

Además, son sitios a los que muy probablemente viajaréis vosotros también si decidís que trabajar en yates de lujo es el camino que queréis seguir.

Antes de nada, quiero que os mentalicéis de que viajar por trabajo no tiene nada que ver con viajar por placer.

Sin embargo, los tripulantes de yates somos bastante afortunados en ese sentido.

Es frecuente que el yate pase temporadas largas atracado en un mismo puerto.

Por tanto, podemos visitar y llegar a conocer bien dicho lugar.

CUÁLES SON LOS SITIOS QUE MÁS ME HAN GUSTADO:

Me atrevería a decir que trabajar viajando por Sudamérica es lo que más he disfrutado durante todos mis años en yates.

En concreto, trabajar viajando por Chile.

Llegamos a Chile después de una navegación muy dura desde Panamá.

Creo recordar que perdí ¡cinco kilos en cinco días!

Y es que el mar, cuando está bravo, no hay barco ni yate de lujo que valga…

Ahora en serio, trabajar viajando por Sudamérica durante seis meses fue una experiencia maravillosa.

Por supuesto, hay que ir con cuidado en determinados países.

Como también hay que ir con cuidado al trabajar viajando por Europa, España incluida.

Uno de los aspectos que más se cuidan en el trabajo en yates es la seguridad de sus tripulantes.

Sobre todo, cuando se trata de tripulantes sin experiencia.

Trabajar viajando sin experiencia puede resultar muy peligroso si no tomas las precauciones pertinentes.

Para eso están ahí los Primeros Oficiales y Capitanes, siempre pendientes de sus tripulaciones.

En mi caso concreto, yo personalmente jamás he tenido ningún tipo de problema en cuanto a seguridad se refiere.

Tampoco me he visto envuelta en ninguna situación peligrosa.

Sin embargo, sí he tenido compañeros de mi mismo yate que han sufrido serios problemas.

Robos, palizas e incluso temas mucho más graves que prefiero no relatar en este post.

Volviendo a mis experiencias trabajando y viajando por el mundo, mi segundo lugar favorito es Europa, en general.

En Europa contamos con sitios espectaculares.

Sitios como Croacia y Montenegro son mis absolutos favoritos.

Aún grandes desconocidos y que, sin embargo, tienen tantísimo que ofrecer.

Casi cada una de las temporadas del Mediterráneo que he hecho durante mis años en yates de lujo, he tenido la suerte de trabajar viajando por Croacia y Montenegro.

Y sigo saltando de alegría cada vez que sé que volveré.

Y bueno…¿Qué deciros ya de la isla de Mykonos?

Más conocida quizás por la fiesta (en especial entre el público gay), y sin embargo, TAN TAN bonita y con tantas otras cosas que ofrecer.

QUÉ HE APRENDIDO TRABAJANDO Y VIAJANDO POR EL MUNDO:

Si algo he aprendido durante estos años ha sido que trabajar viajando por el mundo te abre la mente de una manera que jamás habrías imaginado.

Porque no sólo estás viajando por el mundo.

También estás trabajando con locales, gente que tiene otras formas muy diferentes de trabajar a la que tienes tú.

En mi caso, ver las formas de hacer las cosas que tienen en otros países, me ha facilitado entender que no sólo hay una manera válida y efectiva de trabajar.

Bueno, también me ha hecho reafirmarme en la idea de que ¡sigo prefiriendo hacer algunas cosas como siempre las he hecho! Jaja

Tozudez de mujer, y de Jefa de Azafatas, supongo.

Cada día que pasa me siento más afortunada por haber aprovechado la oportunidad que se me brindó en su momento.

Trabajar viajando en yates de lujo ha sido la mejor decisión que he tomado en toda mi vida.

Siempre estaré agradecida a cada uno de los yates que me han contratado y me han facilitado ir cumpliendo mis sueños poco a poco.

Ahora mismo, sabéis que estoy inmersa en mi próximo sueño.

Facilitaros el camino a todos los que también queréis perseguir vuestro sueño y convertiros en tripulante de yates.

Ojalá yo hubiese contado con la ayuda de alguien que me hubiese marcado el camino a seguir.

De ese deseo nació Starfish Crew.

No puedo agradecer más a todos los que confiáis en mi diariamente la ilusión y ganas que ponéis en cada una de nuestras sesiones de asesoramiento.

Si tú también quieres contar con mi ayuda para conseguir trabajo en yates de lujo, te invito a visitar la página de servicios.

Éste en concreto es el servicio más exitoso de Starfish Crew y con el que conseguiréis el acceso a la bolsa de trabajo de Riviera Yacht Support.

Plan de Asesoramiento As de Guía Doble.

Un abrazo y ¡hasta el próximo jueves!

Jamila García Lillo

Mi nombre es Jamila García, gallega con raíces suízas.
Nada más terminado mi Máster de Protocolo y Organización de Eventos, empecé a trabajar en mi primer yate.
Sigo haciendo trabajos puntuales en yates, pero me “semi - retiré” y dejé de viajar constantemente en Septiembre del 2016, para perseguir mi nuevo sueño: ayudar a todos los que estéis interesados en ser tripulantes de yates de lujo.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares

Descarga la guía Básica para trabajar en yates de lujo

x