Visas necesarias para trabajar en yates

¿Qué visas necesito para trabajar como tripulante de yates de lujo? Cómo conseguir la Visa americana

A lo largo del blog os he ido contando los diferentes requisitos para trabajar como tripulante de yates de lujo (podéis recordarlos aquí).

Hoy, quiero hablaros del siempre confuso tema de las Visas.

Pero antes de nada, me gustaría que supieseis que debéis de agradecer este post a dos de mis clientes: Paula y Jhasua.

Paula consiguió trabajo pocos días después de terminar con el Plan de Asesoramiento As de Guía y lleva navegando en su yate toda la temporada del Mediterráneo (¡FELICIDADES DE NUEVO PAULA!)

Jhasua se encuentra buscando trabajo ahora mismo en uno de los puertos que siempre os recomiendo durante las sesiones de asesoramiento, y le han surgido dudas en cuanto a esta Visa (¡ÁNIMO JHASUA!)

Así que, como veis, vuestras peticiones son órdenes para mí.

Aquí os expliqué cómo funcionan las temporadas de los yates, y por tanto, sabéis que un “megayate” se mueve constantemente por aguas internacionales.

Hay determinadas nacionalidades que lo tienen bastante difícil a la hora de conseguir trabajo en yates. Tienen muchas restricciones en cuanto a las visas (especialmente los sudafricanos, menudo rooooolllooooo tienes los sudafricanos con las visas…)

De echo, ésta es la razón por la que muchos yates prefieren evitar contratar a sudafricanos, si pueden evitarlo.

Sin embargo, ésta es otra de las ventajas que los ciudadanos españoles tenemos a la hora de buscar trabajo en yates de lujo.

Podemos trabajar sin Visa alguna en muchas aguas.

¿Qué Visas necesitan los españoles para trabajar en yates de lujo?

La única Visa que yo he necesitado a lo largo de estos más de siete años de carrera es la Visa B1/B2.

Ésta es la Visa americana y es indispensable si queremos trabajar en un yate durante la temporada del Caribe.

¿Cómo sacar la Visa B1/B2?

Hay que solicitarla en la Embajada Americana y, una vez concedida, tardarás menos de una semana en recibirla.

Tiene un coste de aproximadamente 150 euros y el período de validez varía.

Normalmente, la conceden por un período de 5 ó 10 años.

No me preguntéis de qué depende cada caso porque, sinceramente, ¡no lo sé!

Por experiencia propia, y lo que he visto con todos mis compañeros, que te la concedan por un plazo de 5 ó 10 años dependerá básicamente del humor del funcionario de turno que esté en ese momento en la Embajada.

Así sin más.

La primera vez que yo la solicité fue en el año 2010. Me la concedieron por un plazo de cinco años.

La segunda, en el año 2015. Exactamente con los mismos papeles y condiciones.

Me la concedieron por diez años.

Lo mismo les ha pasado a muchos de mis compañeros y conocidos.

Así que, lo siento, pero el humor del funcionario de turno es la única explicación que se me ocurre para daros…

Una vez conseguimos nuestra cita para la Embajada Americana, llevamos todos los documentos necesarios y os harán una especie de pequeña entrevista.

Preguntas como:

  • Por qué necesitas esta Visa
  • Tienes intención de quedarte a vivir en los EE.UU

Y preguntas de este tipo.

Normalmente, si no os ven cara e intenciones de terroristas o similar y contáis con todos los documentos necesarios, os conceden la Visa.

Repito, esta Visa es sólo necesaria si vuestro yate se encuentra, o se va a encontrar, en el Caribe. Es decir, aguas americanas.

La manera más fácil de obtenerla es estando ya a bordo del yate que os haya contratado.

Simplemente, le pedís al Primer Oficial, o Capitán, que os facilite los documentos para solicitarla.

Documentación para solicitar esta Visa:

Los documentos suelen ser:

  • Copia de vuestro contrato de trabajo
  • Una lista de tripulación (donde figurará vuestro nombre obviamente)
  • El certificado de registro del yate
  • Una pequeña carta del Capitán afirmando que necesitáis la Visa ya que el yate tiene planeado navegar por dichas aguas
  • Copia de vuestro pasaporte. Y no mucho más

Normalmente, todos los yates os facilitarán este proceso ya que saben perfectamente la importancia de esta Visa para que podáis trabajar, y a ellos “no les cuesta nada”.

Pero, ¿y si aún no tenéis yate y queréis solicitarla de todas formas?

En ese caso, tenéis que echar mano de vuestra creatividad, y contactos.

Lo que necesitáis es argumentar en la Embajada que la necesitáis, y por supuesto, presentar los documentos pertinentes.

Yo he conocido a gente que la consiguió a través de un familiar trabajando en los EE.UU. o en alguna empresa con sede en los EE.UU, por ejemplo.

Hay varias maneras de conseguirla, pero la más fácil siempre será a través de una embarcación que os facilite los documentos necesarios.

Cómo renovar la Visa B1/B2:

¿Renovar? ¡Pero si aún ni la tengo! Eso será dentro de mucho tiempo…

Ya sé que estáis pensando eso ahora mismo. Es exactamente lo que pensé yo al sacarme esta visa por primera vez, en el año 2010.

Sin embargo, el tiempo pasa MUY rápido y os acordaréis de este post cuando llegue el momento de renovar vuestra visa.

En primer lugar, debéis de tener en cuenta algo muy importante:

  • Si vais a viajar en el yate en que trabajáis a aguas americanas, tanto vuestro pasaporte como vuestra visa deben de tener una fecha de caducidad mayor a seis meses. Si no es así, es muy probable que os nieguen la entrada

Teniendo esto en cuenta, renovadla antes “de que os pille el toro”.

Si estáis trabajando en un yate, no tendréis ningún problema para que el Capitán os facilite los documentos necesarios.

Los mismos que ya os conté en el apartado anterior.

El único “fastidio” es que debéis de ir personalmente a la Embajada. Y esto, si os encontráis en medio de jornadas frenéticas con huéspedes a bordo, puede resultar muy difícil.

Eso es precisamente lo que me pasó a mí, por no ser previsora.

¡Ojalá alguien me hubiese contado a mí lo que yo os estoy contando en este post!

Espero que este post os haya ayudado y despejado algunas de vuestras dudas.

Este tema se trata ampliamente en las sesiones por Skype pertenecientes a mi Plan de Asesoramiento As de Guía doble.

Y, si aún necesitas pensártelo un poquito más antes de cambiar de vida, puedes descararte el Ebook gratuito, ¡justo aquí abajo!

Un abrazo y hasta el próximo jueves.

Jamila García Lillo

Mi nombre es Jamila García, gallega con raíces suízas.
Nada más terminado mi Máster de Protocolo y Organización de Eventos, empecé a trabajar en mi primer yate.
Sigo haciendo trabajos puntuales en yates, pero me “semi - retiré” y dejé de viajar constantemente en Septiembre del 2016, para perseguir mi nuevo sueño: ayudar a todos los que estéis interesados en ser tripulantes de yates de lujo.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares

Descarga la guía Básica para trabajar en yates de lujo

x