mi primer yate

Mi primer yate

En primer lugar os explicaré lo que significan las siglas MY: Motor Yacht.

Es decir, un yate a motor.

Yo siempre he trabajado en yates a motor.

Los SY (Sailing Yachts, o veleros) nunca me han interesado por razones que más adelante os explicaré.

Pues bien, mi primer yate era un expedition MY de 56 m de eslora.

Este yate estaba construido para soportar navegaciones en malas condiciones de mar o navegar entre glaciares.

Su dueño lo construyó con la idea de dar la vuelta al mundo.

Incluyendo sitios “hostiles” para un yate como Alaska, por ejemplo.

Durante el año y medio que trabajé en mi primer yate estuve en sitios como:

  • Cornwall (Sur de Inglaterra)
  • Gibraltar
  • Crucé el Atlántico con destino al Caribe
  • Martinique
  • Grenada
  • St. Lucia
  • Aruba
  • Bonaire
  • Curaçao
  • Cartagena de Indias

Al terminar nuestra ruta por el Caribe, cruzamos el canal de Panamá, donde atracamos durante unos meses, y de allí navegamos a Chile.

No creo que necesite explicaros lo mucho que disfruté durante ese año y medio que permanecí abordo.

Además, este yate tenía unas características particulares que lo convierten en uno de los yates más lujosos del mundo.

Aunque no tan grande como los gigantes que construyen hoy en día.

Tengamos en cuenta que estoy hablando de junio del año 2010.

Aunque no parezca que hace mucho tiempo, la industria de los megayates es un industria muy cambiante y que avanza a pasos agigantados años tras año.

Para mí, que llegaba a ese yate sin ningún tipo de experiencia o estudio relacionado con yates, fue la experiencia más sensacional de mi vida.

Además, con los años de experiencia me fui dando cuenta de que no siempre trabajar en yates más grandes es mejor que en yates más pequeños.

El primer yate en el que trabajé fue lo mejor que me pudo pasar.

Siempre guardaré un inmejorable recuerdo de él.

Tanto es así que he seguido trabajando con el mismo Capitán en diferentes yates.

Capitán que me ha visto progresar desde mis días como Azafata Junior hasta llegar a Jefa de Azafatas.

Yates bonitos, grandes y lujosos hay muchísimos.

Yates en los que la tripulación se convierte en tu familia, y se meten en tu corazón para siempre, no tantos.

Por eso es fundamental que tu primer trabajo en yates sea una experiencia bonita y que te haga feliz.

Esto es todo por hoy.

¡Nos vemos el próximo jueves!

¡Ah! No olvides descargar el Ebook gratuito disponible justo aquí abajo y descubre si este trabajo es para ti.

 

Jamila García Lillo

Mi nombre es Jamila García, gallega con raíces suízas.
Nada más terminado mi Máster de Protocolo y Organización de Eventos, empecé a trabajar en mi primer yate.
Sigo haciendo trabajos puntuales en yates, pero me “semi - retiré” y dejé de viajar constantemente en Septiembre del 2016, para perseguir mi nuevo sueño: ayudar a todos los que estéis interesados en ser tripulantes de yates de lujo.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares

Descarga la guía Básica para trabajar en yates de lujo

x