trabajar con pareja en yates

Trabajar en pareja en yates

Tener una pareja que trabajar en yates, sin tú hacerlo, no es fácil.

Por eso cada vez surgen más parejas que quieren trabajar en yates y cuyo objetivo prioritario es conseguir trabajo en pareja.

Cada vez tengo más parejas como clientes de Starfish Crew, lo cual me alegra muchísimo.

Hace unos años, cuando yo empecé a trabajar en yates, esto era algo impensable.

Había una especie de “regla no escrita” por la cual los yates se negaban en rotundo a contar con parejas en sus tripulaciones.

Sin embargo, las cosas van cambiando poco a poco y cada vez hay más yates que contratan a parejas.

Por tanto, si tú y tu pareja os estáis planteando trabajar en pareja en yates, o incluso explorando diferentes opciones como pueden ser trabajar en pareja en el extranjero, lee atentamente este post.

Por supuesto, debéis de empezar por saber:

O el puesto al que desees optar dentro de la tripulación.

Y ahora vamos al tema que nos ocupa en el post de esta semana.

TRABAJAR EN YATES CON PAREJA VS TRABAJAR EN YATES CON TU PAREJA:

Dos expresiones que a ti te pueden parecer exactamente lo mismo, son totalmente diferentes.

En la industria de los yates, hay muchísima gente con pareja.

Sin embargo, dichas parejas, por la razón que sea, trabajan en diferentes yates.

O puede que incluso uno trabaje en yates, y el otro no.

¿Por qué te explico esta diferencia?

Pues porque la distancia es muy dura, necesitas tener una pareja muy sólida para que tu relación funcione.

Sin embargo, quizás incluso más duro es trabajar con tu pareja.

Recuerda que trabajar en yates con tu pareja no tiene absolutamente nada que ver con trabajar en la misma empresa.

Por ejemplo.

En una empresa, puede que ni siquiera te veas en todo el día.

En un yate, te verás cada cinco minutos.

Entre otras muchísimas diferencias.

El caso es que, te lo digo por experiencia propia, no hay mayor prueba de fuego para una relación que el momento en que empiezas a trabajar con tu pareja en el mismo yate.

Si superas eso, ¡te puedo asegurar que lo superarás todo!

POR QUÉ TRABAJAR EN PAREJA:

La razón mayoritaria de todo el que trabaja en yates para querer trabajar con tu pareja es la imposibilidad de otra manera de verla.

Sobre todo cuando se empieza, las vacaciones que tendrás son escasas.

Y ninguna relación puede progresar si te ves durante uno o dos meses al año.

Así de duro.

Por tanto, lo que la mayoría de las personas que empiezan a trabajar en yates suelen hacer es, primero conseguir uno el trabajo en yates, y después el otro.

Siempre con el deseo y esperanza de en no mucho tiempo poder encontrar un trabajo en el mismo yate.

BENEFICIOS DE TRABAJAR EN PAREJA:

Como os acabo de relatar, trabajar con tu pareja en un yate no es NADA fácil.

Sin embargo, no todo son inconvenientes.

Trabajar en yates con tu pareja es también una de las experiencias más bonitas que viviréis juntos.

Cómo si no podríais:

  • Viajar a esos sitios paradisíacos a bordo de estas maravillosas mansiones flotantes
  • Compartir amaneceres y atardeceres en medio de un océano cada día
  • Llegar a conoceros el uno al otro a un nivel en que muchas parejas no llegan a conocerse aún estando juntos durante muchos años
  • Y por supuesto, ganar un salario mensual que, combinado, será más de lo que gana una pareja con trabajos “normales” en varios meses

Estos son sólo algunos de los beneficios que, bajo mi punto de vista y experiencia, trabajar en pareja en yates te proporciona.

Mi pareja, hoy en día Capitán, y yo, nos conocimos cuando yo empecé a trabajar como Jefa de Azafatas en el yate en que él trabajaba como Primer Oficial hace algunos años.

Trabajamos juntos durante ocho meses en ese yate.

Puede que a vosotros os parezca que ocho meses no son nada.

Sin embargo, créeme, ocho meses en un yate, trabajando codo con codo día y noche, es mucho tiempo.

Nos mantuvimos plenamente profesionales y sin ningún tipo de acercamiento más allá del profesional (no, ninguno, sé lo que estás pensando jaja) durante todo ese tiempo.

Hasta que finalmente decidimos dejar ese yate, y comenzar una vida profesional y personal juntos.

Para entonces, ya nos conocíamos tan bien que sabíamos perfectamente que nuestra pareja funcionaría.

Y eso es algo en lo que siempre debes de pensar antes de involucrarte con algún miembro de la tripulación.

Si no estás convencido, NO LO HAGAS.

Corres el riesgo de perder tu trabajo por algo que, al final, ni siquiera merecía la pena.

 ¡Hasta aquí hemos llegado por hoy chicos!

¿Te gustaría saber más sobre cómo conseguir trabajo en yates con tu pareja?

¿O incluso tú sólo?

No dudes en visitar mis servicios de asesoramiento:

Plan de Asesoramiento As de Guía Doble

¡Un abrazo y hasta el próximo jueves!

PD: Recuerda también que tienes un Ebook gratuito disponible justo aquí abajo.

Jamila García Lillo

Mi nombre es Jamila García, gallega con raíces suízas.
Nada más terminado mi Máster de Protocolo y Organización de Eventos, empecé a trabajar en mi primer yate.
Sigo haciendo trabajos puntuales en yates, pero me “semi - retiré” y dejé de viajar constantemente en Septiembre del 2016, para perseguir mi nuevo sueño: ayudar a todos los que estéis interesados en ser tripulantes de yates de lujo.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares

Descarga la guía Básica para trabajar en yates de lujo

x